¿Cuánto me costaría vivir aquí?

Además del precio de la vivienda, considera lo que te va a costar vivir en un determinado barrio o población.

Cuando estás pensando en cambiar de vivienda y estudias el gasto que te tocará afrontar, sueles centrarte en el precio de compra o alquiler de la vivienda. Posiblemente prevés gastos en mobiliario y electrodomésticos y, en el caso de comprar, también tienes en cuenta los gastos de compraventa y las posibles reformas. Una vez hechos los números grandes, y de acuerdo con tus posibilidades económicas, sabrás qué presupuesto puedes dedicar a la compra o el alquiler.

Además, cuando te planteas cambiar de vivienda, también debes tener en cuenta las implicaciones económicas de vivir en un determinado barrio o población. Está claro que la consideración principal que harás será el precio de la vivienda, sea de compra o de alquiler, pero no te olvides de considerar también el bienestar y el ahorro que puede representar para ti vivir en una zona donde tengas cerca el trabajo, escuelas, transporte público, centros de salud, donde el coste de la vida te permita cubrir tus necesidades, las calles sean seguras y no estés demasiado lejos de la familia y los amigos.

El barrio o población donde acabes residiendo es importante para tu bienestar y para tu economía. No tiene un impacto inmediato, pero con el paso del tiempo puede llegar a ser significativo e incluso cuestionar tu decisión.

Te proponemos una lista de temas que deberías plantearte antes de elegir en qué barrio o población quieres buscar tu futura vivienda.

  • Coste de la vida Es importante que tu nivel de ingresos te permita vivir con tranquilidad y cubriendo tus necesidades. Los precios de compra o alquiler de las viviendas varían mucho entre barrios y poblaciones y también varían los precios de los bienes de consumo, como la alimentación y el comercio en general, los suministros como el agua o los impuestos municipales.
    Es relevante, porque cuando eliges un lugar donde vivir tus ingresos no varían - en la mayoría de casos no cambiarás de trabajo -, pero tus gastos sí lo pueden hacer.
  • Valor de la vivienda Comprar un piso o una casa es una de las grandes inversiones que harás en tu vida. Por tanto, conviene que estudies en qué situación se encuentra el mercado inmobiliario en la zona que te interesa: los precios actuales, la demanda existente, el tiempo de venta, y también si hay algún factor que en el futuro pueda beneficiar aquella zona, como la llegada del metro a un barrio o la instalación de empresas tecnológicas en una población determinada.
    Si en el futuro tienes que poner la vivienda a la venta, haber comprado a un buen precio y haber acertado la zona habrá hecho crecer más el valor de tu casa.
  • Transporte En el momento de elegir un lugar donde vivir, es fundamental que tengas en cuenta el tiempo y dinero que deberás dedicar a desplazarte desde casa al trabajo, la escuela o la zona comercial donde realices tus compras.
    Si puedes hacer todo esto a pie y en poco tiempo, el ahorro económico será mayúsculo y ganarás tiempo para ti. Si no te puedes desplazar andando, pero estás conectado con una buena red de transporte público - cerca paradas de tren, metro, bus o tranvía -, tardarás más o menos tiempo pero no te costará demasiado dinero.
    Por el contrario, si en tu día a día necesitas desplazarte en vehículo privado, el gasto en tiempo y dinero puede llegar a ser importante e incluso hacerte cuestionar la decisión de haber elegido vivir en un barrio o población determinado. No olvides tampoco el gasto que supone pagar cada mes una plaza de parking, si vives en un lugar donde resulta difícil estacionar tu vehículo en la calle.
  • Proximidad con tu entorno social Si quieres vivir cerca de la familia y los amigos, este es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir una zona donde vivir.
    La vida social es muy importante para el bienestar de las personas. Sobre todo si tienes hijos pequeños o previsión de tener en un futuro no muy lejano, tener cerca tu familia te puede resolver muchos problemas logísticos y te puede ahorrar bastante dinero en canguros.
  • Servicios de salud Tener cerca de casa un centro de atención primaria o un hospital es importante en todas las etapas de la vida, especialmente si tienes hijos pequeños o eres una persona mayor, y es algo que proporciona tranquilidad y calidad de vida. Pero también te puede hacer ahorrar la contratación de una mutua sanitaria o evitar desplazamientos. Normalmente, la mejor dotación de servicios de salud se concentra en las áreas urbanas.
  • Escuelas Si tienes hijos en edad escolar, la proximidad de escuelas es un elemento esencial en la elección de una vivienda. La proximidad entre la casa y la escuela es sinónimo de comodidad y supone un ahorro de tiempo y dinero.
  • Seguridad Las estadísticas de criminalidad indican diferencias importantes entre barrios y municipios. La seguridad es algo que varía a lo largo del tiempo y está condicionada por elementos estructurales como la situación económica del país, el grado de cohesión social o las políticas de prevención.
    También por elementos más prácticos como la tipología de vivienda - no es igual la sensación de vulnerabilidad en una casa unifamiliar que en un piso -, la afluencia de personas en las calles, el alumbrado público o la proximidad del transporte público, que pueden aportar una mayor sensación de seguridad a los peatones.
    La seguridad tiene implicaciones económicas porque te puede empujar a instalar sistemas de alarma o invertir en reforzar cerraduras, puertas y ventanas para sentirte más seguro.

Texto escrito por eduardconti.com

¿Necesitas financiación? Calcula la mejor hipoteca para ti