Conoce el mercado inmobiliario

Hay diferencias entre comprar o alquilar una vivienda cuando hay crisis o cuando el contexto económico es positivo.

Cuando estás buscando una vivienda para comprar o alquilar, es muy recomendable que tengas una idea clara de la situación general en que se encuentra el mercado inmobiliario.

El mercado de la vivienda está fuertemente condicionado por factores como el contexto económico, las facilidades de acceso al crédito y el marco legal y fiscal, que pueden favorecer o perjudiar la compraventa de viviendas.

Porque no tiene nada que ver hacer una compra en un mercado con un contexto económico positivo, mucha demanda de viviendas y facilidades de crédito, que hacerlo en un contexto de crisis económica, precariedad laboral, escasos compradores y dificultades de financiación.

Un mercado dinámico es más favorable para la parte vendedora, que lo tendrá más fácil para conseguir un buen precio de venta. Si vendes en este contexto, recibirás más ofertas y tendrás la sartén por el mango a la hora de negociar un precio más elevado.

En cambio, un mercado menos dinámico es más propicio para la parte compradora. Si en un contexto como este eres comprador y dispones de los recursos necesarios, tendrás menos competidores y por tanto mucha más capacidad de negociar un buen precio.

Pero ¿qué es un buen precio?

  • El precio debe ser lo más ajustado posible y producto de una negociación con la parte vendedora en la que se acuerde un precio adaptado a las circunstancias del mercado, pero no por encima.
  • Tu situación económica debe poder asumir el precio, y eso pasa por no comprometer tu bienestar presente y futuro por haber comprado a un precio caro, o por un endeudamiento excesivo que te obligue a pagar cuotas demasiado elevadas durante demasiado tiempo. En definitiva, un buen precio de compra es aquel que se adapta a tus circunstancias económicas.
  • El precio debe ser lo más alto posible dadas las circunstancias del mercado, y en la negociación tienes que buscar un precio que ponga en valor tu propiedad.
  • La venta no debe empeorar tu situación económica, no tienes que vender a un precio demasiado bajo. Tienes que poder seguir tu camino en las mejores condiciones posibles, ya sea para comprar otra vivienda, o para ir de alquiler con el cojín económico que te proporcione la venta. Un buen precio de venta es aquel que se adapta a tus necesidades económicas.

Como el precio lo tienes que poner tú - y esto será más fácil o más difícil de conseguir en función de la evolución del mercado -, es necesario que conozcas la situación del mercado inmobiliario.

La evolución del mercado inmobiliario español, especialmente durante los últimos treinta años, ha hecho que la vivienda represente la mayor parte del patrimonio económico de las personas, y también que las hipotecas hayan llegado a superar el 50% del crédito total de las entidades financieras.

Divulgar el funcionamiento y las dinámicas de este mercado es pues una necesidad y debería ser también una demanda social.

Hay algunas fuentes de información que pueden ayudarte a conocer en qué situación se encuentra el mercado inmobiliario en cada momento.

  • Índice de precios de la vivienda El Instituto Nacional de Estadística (INE) publica cada trimestre este indicador de precios de compraventa de viviendas nuevas y de segunda mano. Este índice se basa en datos proporcionadas por las notarías a partir de los precios escriturados.
  • Transacciones inmobiliarias El Ministerio de Fomento del Gobierno de España publica cada trimestre los datos del número de transacciones realizadas, con información específica para comunidades autónomas y municipios, tipos de vivienda (nueva, segunda mano, tipo de edificio, superficie construida), nacionalidad y residencia de las personas compradoras y valor de las transacciones. Estos datos provienen también del ámbito notarial, que registra las escrituras públicas de compraventa realizadas.
  • Estadística Registral Inmobiliaria El Colegio de Registradores proporciona "información fiable sobre el funcionamiento del mercado inmobiliario" con una periodicidad trimestral y anual. En estos informes, basados ​​en el censo de transmisiones y constituciones de hipotecas, destacan los índices de precios de viviendas y locales comerciales, número y distribución de las transacciones realizadas, superficie media, nacionalidad de las personas compradoras, volumen del crédito hipotecario , tipos de interés, morosidad e incluso la relación entre cuotas hipotecarias y salarios.

Consultar estas informaciones te ayudará a hacerte una idea sobre la situación actual del mercado inmobiliario, así como sus posibles tendencias de futuro. Esto es importante porque te puede ayudar a tomar mejores decisiones en el momento de negociar la compra o venta de una vivienda.

Texto escrito por eduardconti.com

¿Necesitas financiación? Calcula la mejor hipoteca para ti