Publica tu anuncio¡es gratis!

Conoce los tipos de vivienda

Tanto si compras como si alquilas, las viviendas que encontrarás en el mercado inmobiliario serán libres o de protección oficial, nuevas o de segunda mano. Veamos qué significa y qué ventajas presentan cada una.

Viviendas libres vs protección oficial

Estas son las principales diferencias entre viviendas libres y de protección oficial.

La mayoría de las viviendas del mercado son libres, es decir, no reciben ninguna ayuda oficial y el promotor las vende por sus propios medios, directamente o con la colaboración de un Api. Las viviendas libres no tienen ningún tipo de limitación en cuanto a sus características y su precio se rige por la ley de la oferta y la demanda del mercado y los baremos de la zona donde se encuentra. La vivienda libre puede ser de obra nueva o de segunda mano.

Las viviendas de protección oficial (VPO) o viviendas protegidas son de nueva construcción y han recibido financiación pública, por lo tanto, se venden a precios más económicos que los de mercado.

Para poder ser beneficiario, hay que cumplir unos requisitos mínimos generales y unos específicos, que dependen de cada promoción. Los ingresos económicos, el patrimonio y la residencia de los solicitantes son algunos de los requisitos generales. Si cumples los requisitos que marca la normativa, deberás inscribirte en el Registro de Solicitantes de Vivienda de Protección Oficial. Este listado unifica y conecta informáticamente los datos de todos los registros de vivienda con protección oficial de cada comunidad autónoma.

La inscripción en el Registro tiene una duración de tres años. Si agotado este plazo no has sido beneficiario de una adjudicación, tienes que renovar la inscripción. Todas las promociones de vivienda protegida y las segundas transmisiones deberán adjudicarse mediante sorteo de las personas que estén inscritas. Son de promoción pública cuando la administración local, autonómica o central desarrolla el proyecto. Si la promoción la lleva a cabo un promotor particular, es decir, recibe subvenciones para el proyecto, es de promoción privada.

Requisitos generales para acceder a una VPO:

Cada comunidad autónoma establece sus requisitos para acceder a una VPO, sin embargo, existen también algunos requisitos generales.

  • La vivienda tiene que ser la habitual y permanente
  • La vivienda tiene un precio máximo de venta o alquiler
  • Superficie útil máxima de 90 m2

Vivienda de obra nueva vs segunda mano

La decisión de comprar una vivienda nueva o bien elegir una de segunda mano puede ser compleja si no tienes claras las ventajas y los inconvenientes de una u otra.

  • La primera gran ventaja es el precio, que es inferior al de una vivienda nueva.
  • Hay más oferta de segunda mano, podrás elegir más, sobre todo teniendo en cuenta el descenso de construcción de nueva vivienda que se ha producido desde 2007.
  • Las viviendas de segunda mano con una antigüedad inferior a diez años se consideran nuevas.
  • La puedes reformar a tu gusto y dejarla como nuevo. Si la compras rehabilitada o reformada, es como si fuera nueva.
  • Si no haces ninguna reforma o cambio, puedes entrar a vivir inmediatamente.
  • Se encuentran en un barrio ya asentado y con vecinos y servicios.
  • La comunidad de vecinos está organizada y en funcionamiento.
  • Los gastos de comunidad se pueden conocer antes de comprar.
  • También puedes saber los planes de rehabilitación o cualquier otro plan de reforma del edificio antes de comprar.
  • Las conexiones de los servicios de luz, agua y gas ya están establecidas. Sólo es necesario que los des de alta a tu nombre.
  • Los problemas de funcionamiento que se dan en algunos pisos de nueva construcción, los de segunda mano, ya los han pasado.
  • Las viviendas de obra nueva suelen ser más caras que las de segunda mano.
  • Algunos pisos de obra nueva obtienen ayudas y subvenciones tanto para la fabricación como para la adquisición.
  • El plan de edificación y el diseño de la vivienda son nuevos y modernos.
  • Las instalaciones están hechas con materiales de última generación en aislamiento termo-acústico.
  • Cumplen las nuevas normativas de eficiencia energética.
  • Tienen una garantía de diez años por parte del constructor.
  • No generan ningún gasto de mantenimiento.